Fases

La gerencia de riesgos, en materia empresarial, es aquella parte de la gestión empresarial que busca identificar los factores de riesgo que pueden afectar a nuestra empresa, prevenirlos, retenerlos y/o transferirlos, y en última instancia, manejar los siniestros para que cuando sucedan causen el menor daño posible. No existe ninguna póliza en el mercado que lo cubra absolutamente todo, por ello, es necesario establecer una inter-relación entre todas las variables anteriores y diseñar un buen Plan de Acción. Este nos permitirá:

 

  • Dar a conocer todos los riesgos que afectan a la empresa
  • Protege los activos de la empresa (tangibles e intangibles)
  • Rápida recuperación tras un siniestro
  • Proporcionar la solidez suficiente para la consecución de objetivos
  • Reducir la incertidumbre en la toma de decisiones
  • Ahorro en los programas de seguro

 

¿Cuales son las fases para una correcta gerencia de riesgos?

  • Fase 1: Identificación

Conocer bien a la empresa: cuáles son las actividades que desarrolla, sus procesos, su entorno, su sector, su activo (tanto material como inmaterial), su localización, etc. Así como identificar los riesgos (reales o irreales) que implican o tiene cada una de las variables anteriormente mencionadas.

  • Fase 2: Análisis

Establecer de forma clara y precisa cuáles son los riesgos a los que se enfrenta la organización y qué efectos pueden tener, ya sean más o menos posibles y más o menos probables. Para ello, disponemos de información comparativa (según sector/actividad y experiencia) y mediante informes de profesionales independientes expertos en cada una de los sectores y áreas de actuación.

  • Fase 3: Metodología

Esta es la fase donde confluyen las dos partes: empresa y gerencia de riesgos. A partir de las variables anteriormente analizadas y la cultura/estrategia de empresa se deben establecer las bases sobre las que se trabajaran los planes de actuación.

  • Fase 4: Planes de actuación
  • Eliminación/Reducción total del riesgo mediante medidas de prevención o protocolos de control
  • Retención y gestión propia de los riesgos
  • Transferencia de los riesgos a terceros

 

  • Fase 5: Seguimiento / Redefinición

Una vez establecidas y aplicadas las diferentes fases, estas deben tener un protocolo temporal de seguimiento de resultados y realizar los ajustes necesarios para su corrección.

 

La gerencia de riesgos supone, por tanto, un proceso dinámico en el tiempo el cual debe retroalimentarse en base a las nuevas necesidades que supone el cambio en la organización.

¿Podemos ayudarte?

Ponte en contacto con nosotros en nuestra oficina más cercana o envíanos tu consulta a través de nuestro formulario de contacto.

Contacto

Política de cookies: Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor navegación. +info
Política de galetes Aquest web utilitza galetes pròpies i de tercers per oferir una millor navegació. +info
Cookie policy: This website uses its own and third-party cookies to provide better navigation. +info